2020-04-19

Sobreviviendo al encierro


Sin categoría Sobreviviendo al encierro

A raíz de lo que hoy conocemos como la pandemia COVID-19, nos hemos visto obligados a estar aislados, refugiados en un lugar seguro: el hogar.

Distanciamiento social, horas interminables en el hogar debido al encierro domiciliario al que nos hemos acogido, desinfección de cada alimento o ropa utilizada, la sensación de sentirnos amenazados por un virus que no podemos detectar a simple vista, se convierten ahora en las principales consecuencias palpables de los efectos de la pandemia, pero hay algo más allá que ocurre en cada individuo, en su psiquis, que cambia día a día, en algunos para bien y en otros para mal.

Gracias a la historia, conocemos de miles de personas que por razones diversas han sido privadas de libertad, y no necesariamente en condiciones aceptables como las nuestras ahora que es en el hogar. Podemos hablar de Nelson Mandela quien pasó 27 años privado de libertad, encerrado en una celda diminuta con apenas una mínima ventana para ver los rayos del sol, o también podemos hablar de los campos de concentración Nazi, donde los judíos eran sentenciados al peor de los martirios y donde morir era el escape perfecto al que se aferraba la mayoría.

Existen otros ejemplos como los mineros de Chile que quedaron atrapados por días bajo tierra y sin las condiciones para ello, de este modo podríamos citar infinidad de casos en los cuales se ha puesto a prueba la cordura, valentía, empatía y el porqué de cada ser humano.

En medio de la tempestad debemos buscar la calma, para ello es necesario aferrar la mente a cosas importantes, a cosas que nos inspiren, a un porqué que nos mueva el mundo sin importar el cómo.

En sus peores días Mandela aprendió a conocerse así mismo, a mejorar su carácter, y a centrar su energía en crear dentro de su mente, lugar donde nunca perdió la libertad. Experiencias como la de Nelson Mandela y los casos mencionados anteriormente contrastan con el tipo de aislamiento que vivimos hoy por el COVID-19.

Entonces qué podemos hacer para mantener nuestra mente y cuerpo en acción positiva en tiempos de Coronavirus…

  • AUTOCONOCIMIENTO, generar conexión con el YO interno, lo que eres, lo que te gusta y lo que no, esto te permitirá aprender a convivir contigo mismo y a actuar en tu actitud interior.
  • EN TU MENTE ERES LIBRE, aunque no has perdido la libertad en sí, muchos piensan que estar confinados en sus hogares es como perder la libertad, sin embargo, todo depende del cristal con que miremos las cosas. Si hoy estamos llamados a encerrarnos voluntariamente bajo las mejores condiciones que nuestro hogar nos permite, usemos la mente como escape para crear, en la mente tienes la oportunidad de ser libre.
  • SEAMOS PACIENTES, aprendamos a ser generadores de calma en medio de la tempestad. Aceptar y respetar las opiniones y el espacio de los demás, y saber que solo puedes dominarte a ti mismo, no te enfoques en lo que no puedes controlar.
  • CREA RUTINAS, escribe un horario para tus actividades diarias, como la hora de levantarte, hacer de comer, y organiza todas las actividades que estimas hacer en el día, esto mantiene tu mente ocupada y al mismo tiempo le roba espacio a la ociosidad.
  • CREAR Y CREER, descubre parte de la inventiva de tu cerebro y permítete crear cosas nuevas en casa, puede ser un juego, un diseño de ropa, un cuento, un poema, recuerda que eres una mente brillante y que todos tenemos un creador interior que a veces no conocemos.

           Cree en ti y en los tuyos, confía siempre en que lo malo ya ha pasado y nunca saques la sombrilla antes que empiece a llover. NO atraigas lo negativo.

  • CONSUME LO QUE TE SUME NO LO QUE TE RESTE, no leas o veas contenido negativo, si ver las noticias de cómo ha evolucionado o se ha expandido el CORONAVIRUS en el mundo afecta tu estado de ánimo, te tengo una buena noticia… NO ESTAS OBLIGADO a consumir ese contenido.

En vez de eso destina tiempo a escuchar tu música preferida, a cantar, pintar, bailar, descansar, soñar, organizar ese gran viaje que deseas hacer cuando abra el mundo.

Algo muy importante que debemos tener en cuenta es que no estamos solos, ahora más que nunca es tiempo de ser positivos y de ser entes que aporten mejores cosas al mundo que nos espera con más entusiasmo, mejor disposición. Somos creadores de nuestro destino, y podemos siempre hacer la diferencia.

Desde Casa, un abrazo virtual a ti que has leído este artículo.

Banner Banner
Buscar Inmuebles


hasta